La realidad de Independiente de Avellaneda no es sencilla. El “Rey de copas” completó un nuevo año para el olvido y en esta oportunidad de la mano de Lucas Pussineri no logró convencer y terminó eliminado de la Copa Diego Armando Maradona. La falta de planificación en conjunto con el insólito 2020 que se vivió generaron una crisis sin precedentes en el conjunto argentino que no ve un título desde el 2018 cuando conquistó la Suruga Cup.

Desde ese entonces, el presente del rojo argentino deja más tristezas que alegrías en los aficionados. Los números del club no son buenos y pese a ganarle a River Plate en la jornada de ayer la escuadra de Avellaneda no cursa por un gran momento y esto pone entre cuerdas la administración del plantel.

Luego de la destitución de Pussineri por los malos resultados, Hernán Crespo es la primera carta del rojo para el banquillo. El entrenador ha realizado buenos papeles dirigiendo los procesos de Vélez Sarsfield y Defensa y Justicia. Su liderazgo, experiencia y carácter serían algunos elementos fundamentales para sonar.

Entretanto, para manager Nicolás Burdisso y Faryd Mondragón son algunas de las posibilidades que manejan las directivas del rojo. Burdisso se encuentra en Europa y según la prensa argentina mantuvo reunión con las zonas altas del club. Por su lado, la hinchada sigue recordando el buen papel de Mondragón como portero de Independiente y espera que pueda aportar desde otro rol en una nueva etapa de su carrera deportiva.

“La gente del club sabe que, si soy necesario o puedo llegar a aportar en alguna posición, pueden contar conmigo. Igualmente, sé que se han comunicado con otras personas para la posición de mánager deportivo”, dijo Mondragón.  Como jugador, Mondragón disputó 124 partidos bajo el pórtico de Independiente y ganó una Recopa Sudamericana y una Supercopa Sudamericana. Ambos trofeos los ganó en el año 1995.