Radamel Falcao García volvió a ser noticia. En esta oportunidad, el delantero samario fue convocado por el entrenador del Galatasaray, Fatih Terim, para el duelo de mañana ante el Trabzonspor por la jornada número 15 de la Superliga Turca. El colombiano llevaba más de 2 meses fuera de las convocatorias a raíz de una “Distención de segundo grado y sangrado en el grupo muscular anterior superior derecho”, según había informado el club cuando entregó su parte médico.

Falcao, que según comenta la prensa eurpea tiene las horas contadas en el Galatasaray, es pretendido por el Inter de Miami. El club del cual es propietario David Beckham ha sumado varias figuras del fútbol del viejo continente que superan los 30 años tales como Blaise Matuidi y Gonzalo Higuaín. El pedido de los hinchas es la contratación del cafetero, que dejaría las filas del conjunto turco al finalizar la temporada.

El último partido que había tenido Falcao con el Galatasaray fue el 24 de octubre cuando el equipo de Estambul enfrentó a Erzurumspor. En el duelo, el tigre marcó gol, dio asistencia y terminó expulsado por acumulación de tarjetas amarillas. Desde ese entonces no tiene minutos y tampoco a logrado entrar en las convocatorias de la Selección Colombia, que medirá fuerzas en marzo con Brasil y Paraguay por la siguiente fecha de las eliminatorias rumbo a Catar 2022.

Falcao fue partícipe de los entrenamientos del Galatasaray en el transcurso de la semana pasada. El entrenador del equipo había especificado que acorde a su evolución se iría mirando si se encuentra en condiciones para jugar o no mañana. Por su lado, el presidente del club dejó en incógnita la continuidad del colombiano que como bien se sabe tiene un salario superior a los 5 millones de euros al año.

Su falta de continuidad y el alto sueldo que maneja serían las razones por las cuales Falcao no seguiría en el Galatasaray. Se espera que lleguen ofertas incluso en el presente mercado de invierno por el delantero. Desde Estados Unidos el Inter de Miami se encuentra interesado en los servicios del ex Mónaco. Desde Arabia, un millonario club del fútbol de medio oriente también se encuentra en condiciones para manejar las pretensiones económicas del colombiano.