Lionel Messi sigue marcando récords en el Barcelona. En la jornada de hoy, el delantero argentino llegó a los 644 goles con la casaca del Barca superando los 643 tantos que había alcanzado Pelé con el Santos en su etapa como jugador. El rosarino, con el golazo realizado ante el Valladolid, se transforma así en el máximo goleador de un club.

Messi, sin lugar a dudas, es el máximo influyente en el Barcelona. El club catalán, que venía golpeado esta temporada tras comerse el recordado 2-8 ante el F.C Bayern Munich en Lisboa parece encontrar soluciones tácticas para suplir las bajas de jugadores importantes como Gerard Piqué, Ansu Fati o Sergi Roberto.

En la jornada de hoy, el Barcelona no ha tenido problemas ante el Valladolid. En el inicio del partido el conjunto que es propiedad de Ronaldo Nazario intentó jugarle de igual a igual a los de Koeman, sin embargo, los culés estuvieron concentrados y no le regalaron espacios a los locales que sucumbieron ante el buen nivel de Messi y compañía.

Durante el transcurso del mes, Messi dio declaraciones a la prensa ibérica y aseguró que en el inicio de la temporada la pasó mal a raíz de su posible salida de las filas del Barcelona. El tema del burofax y el presunto interés del Manchester City por tenerlo en su plantel causaron inmenso estrés en el argentino que, según comentó, arrastró esta situación hasta el inicio de la campaña.

Con unas nuevas elecciones presidenciales cerca el futuro de Lionel Messi dependerá del mandatario que llegue a tomar las riendas del cuadro culé. Siendo Laporta el candidato a ganar la contienda, existen posibilidades de que el argentino mantenga su vínculo con el club aunque la prensa española también comenta que existe un interés del Paris Saint Germain, Manchester City e Inter de Milán por sumar al rosarino para la próxima temporada.