Después de culminar la fase de grupos de la Champions League, la UEFA realizó el sorteo de los octavos de final y, como era de esperarse, se presentarán en esta instancia de la competencia partidos de peso a raíz de los buenos equipos que quedaron como primeros de grupo. Luego de perder por 0-3 ante la Juventus en el Camp Nou, el Barcelona obtuvo la segunda plaza de su bombo y ello le obligará a enfrentar al Paris Saint Germain en los octavos de final.

El choque entre culés y parisinos es uno de los que más promete. La última oportunidad en la que se enfrentaron fue en 2017 cuando de la mano de Luis Enrique los blaugranas realizaron una fantástica remontada con un 6-1 en el marcador. Además del buen partido, el reencuentro de Lionel Messi con Neymar le da al choque un condimento adicional que emociona a los aficionados.

Por su parte, otro vibrante partido de los octavos de final será el partido entre el Atlético de Madrid y el Chelsea de Frank Lampard. Los colchoneros cayeron en el derbi madrileño ante el Real y los blues vienen de perder con el Everton en Goodinson Park. Ahora, con la Champions en disputa, Diego Simeone y Lampard medirán fuerzas por un boleto a los cuartos de la “Orejona”.

Entretanto, el Liverpool y el Leipzig también cuentan con un choque formidable. Los reds, que clasificaron como primeros de grupo, comparten la punta de la Premier League con el Tottenham de José Mourinho mientras que los teutones son terceros en la Bundesliga con los mismos 24 puntos que tiene el Bayern Munich. Leverkusen es el primero del torneo alemán con 25 unidades.

A su vez, el Real Madrid, que clasificó in extremis a los octavos de final, medirá fuerzas con el Atalanta de Duván Zapata y Luis Fernando Muriel. Los de Bérgamo tienen una prueba de fuego ante un rival que no es para nada fácil y que llega con la moral alta tras conseguir buenos resultados ante el Borussia Monchengladbach, ante Sevilla y ante el Atlético de Madrid.

Por último, Porto- Juventus, Borussia Dortmund- Sevilla y Manchester City- Borussia Monchengladbach cierran los partidos de los octavos de final, dejando el equilibrio como el gran protagonista de los cruces que nos presenta la Champions League.