David Ospina fue la gran figura del empate entre el Nápoles y la Real Sociedad por la última fecha de la fase de grupos de la Europa League. El guardameta colombiano realizó un brillante papel en el cierre de la primera instancia de la competencia y se llevó el reconocimiento del mejor jugador del partido tras una serie de buenas atapadas que le permitieron a los italianos quedarse con el primer lugar del grupo.

El Nápoles estrenó con un empate el nuevo nombre de su estadio, que pasó de llamarse San Paolo a estadio Diego Armando Maradona en honor al 10 argentino que tuvo su mejor etapa como jugador en el suelo del sur de Italia. En medio de un mes emotivo a raíz de la noticia, los napolitanos llevan una buena racha y hoy obtuvieron su boleto a la siguiente ronda de la Europa League.

Por supuesto, el objetivo del cuadro de Gennaro Gattuso es intentar clasificar a la Champions League, acción que será complicada ante el gran nivel que muestran clubes como el A.C Milán, el Inter, la Juventus, entre otros. De momento, el Napoli ocupa la tercera posición de la Serie A con 20 puntos a seis del líder que es el Milán.

Con un juego que toma como punto de partida el buen funcionamiento de la línea del fondo, Gennaro Gattuso se hizo cargo de un Napoli que venía de talla caída luego de perder algunos partidos el año pasado de la mano de Carlo Ancelotti. El entrenador tiene la confianza del grupo y además los integrantes de la plantilla le rinden de la mejor manera.

A pesar de su buen desempeño, David Ospina alterna la titular de la portería del Napoli con Meret, joven arquero italiano que se ganó un espacio por características como velocidad y buen manejo para salir a achicar espacios. En la próxima jornada de Serie A el Napoli medirá fuerzas con la Sampdoria en condición de local.