Un fuerte choque protagonizaron en la jornada de ayer David Luiz, defensor central del Arsenal y Raúl Jiménez, delantero y referente de ataque del Wolverhampton en la Premier League. El artillero mexicano salió en camilla tras el impacto y fue intervenido quirúrgicamente en un hospital de Londres, Inglaterra.

El primer diagnóstico del Wolverhampton fue preocupante, ya que, el cuerpo médico del club anunció que Jiménez sufrió una fractura de cráneo que podría incluso ponerle fin a su carrera como futbolista a raíz de la fuerza del impacto y de la magnitud del evento. “Raúl se encuentra bien después de la operación de la pasada noche, la cual se le realizó en un hospital de Londres”, añadió el club.

Por su parte, Wolves también hizo énfasis en la importancia de la privacidad del jugador pues al ser una lesión tan delicada el futbolista necesita tiempo y espacio para intentar regresar a su máximo desempeño, acción que llevará varios meses. “El club pide ahora que Raúl y su familia se merecen un periodo de privacidad antes de que se dé alguna noticia más sobre él”, comentó el equipo.

El próximo partido del Wolverhampton será ante el Liverpool en el mítico estadio de Anfield. Por su lado, el Arsenal, que viene en una mala racha liguera, enfrentará al Tottenham en el derbi del norte de Londres.