La mejor época de Boca Juniors llegaba a su culmen hace 20 años cuando de la mano de Carlos Bianchi los argentinos superaron en Tokio, Japón, a Real Madrid en la batalla por la Copa Intercontinental. Figuras de la talla de Luis Figo, Roberto Carlos, Iker Casillas, Fernando Hierro y compañía se vieron sorprendidos por el efectivo planteamiento de los xeneizes, que para el minuto 6 ya iban ganando 2-0 con un recordado doblete de Martín Palermo.

En medio de un resultado inesperado, Roberto Carlos descontó para el Real Madrid y acercó distancias, no obstante, la sólida defensa de Boca no le permitió a los españoles concretar el empate. Con el triunfo, los xeneizes se coronaron campeones del mundo en Japón y vivían su mejor momento deportivo en décadas.

Si el Real Madrid estaba plagado de estrellas, Boca Juniors no era la excepción. Jugadores de la talla de Martín Palermo, Jorge “El Patrón” Bermúdez, Mauricio “El Chicho” Serna, Juan Román Riquelme y compañía hacían parte de la nómina de los bostero.

El mejor jugador del partido, a raíz de los dos goles que convirtió fue Martín Palermo que además del reconocimiento obtuvo una camioneta Toyota último modelo que se llevó rumbo a Buenos Aires, Argentina. Con el triunfo, Bianchi ganó por segunda vez en su carrera la Intercontinental, ya la había conseguido con Vélez años atrás.