El impacto de la muerte de Diego Armando Maradona no ha sido poco. El mundo del fútbol siente la partida de uno de los mejores jugadores de todos los tiempos que dejó el planeta tras sufrir un paro cardiorrespiratorio en su ciudad natal, Buenos Aires.

Luego de su importante papel con la Selección Argentina y su desarrollo en el fútbol europeo, la presidencia de Argentina encabezada por Alberto Fernández decidió realizar el velatorio de Maradona en la casa rosada. La familia quería llevarla a cabo en La Bombonera pero a raíz de la pandemia del Coronavirus tomaron la medida de llevarla a cabo en la plaza de mayo.

Con la intención de darle un último adiós a Maradona, los aficionados de Argentina se pasaron la seguridad de la casa rosada, desatando importantes enfrentamientos entre la hinchada y la policía en pleno centro de Buenos Aires.

Indudablemente, Maradona era un hombre que despertaba emociones. Su papel en el fútbol siempre será tenido en cuenta. Gracias a su gambeta y su zurda prodigiosa Argentina ganó un Mundial ante Alemania y permanecerá en las páginas del fútbol como uno de los más grandes de este deporte.