Un equipo sólido, fuerte y con una capacidad física importante. Así es el A.C Milán de Stefano Pioli quien logró clasificar a los rossoneros a la Europa League la temporada anterior tras un inicio de campaña para el olvido. En la jornada de hoy, los lombardos vencieron con tranquilidad al Nápoles en condición de visitante y, Zlatan Ibrahimóvic anotó doblete en el mítico San Paolo.

El Milán no gana una Serie A desde la temporada 2011 cuando precisamente, un fundamental Zlatan Ibrahimóvic lideró a un equipo que tenía figuras de la talla de Alexandre Pato, Thiago Silva, Nesta, Abatte y compañía en sus filas.

Hoy, el A.C Milán no tiene una nómina plagada de estrellas, sin embargo, el funcionamiento táctico del DT ha sido adecuado y los lombardos han obtenido resultados importantes como derrotar al Inter en el derbi de la Madonnina, superar al Napoli y empatar en la campaña anterior ante la Juventus, dominador del Calcio.

Pese al triunfo, en el desarrollo del partido se vivió una noticia que preocupa a la hinchada de los rossoneros. Ibrahimóvic salió con molestias físicas en su abductor y el cuerpo médico lombardo encendió las alarmas. De momento, se sabe que no es nada grave y en la jornada de mañana se realizarán más exámenes pertinentes al sueco.

En la próxima fecha el Milán enfrentará en el San Siro a la Fiorentina. Por Europa League, los rossoneros medirán fuerzas con el Lille en Francia que es el único club que los ha derrotado en la presente temporada.