La mala suerte parece acompañar al Liverpool de Jurgen Klopp en la presente temporada. Los vigentes campeones de la Premier League, que se mantienen en el primer lugar de la competencia, sufrieron condiciones atípicas en la campaña y tendrán que enfrentar los próximos encuentros con muchas bajas.

En primera medida, la lesión de Virgil Van Dijk obligó a que Jurgen Klopp incorporase a Fabinho como zaguero central cuando el brasileño juega como recuperador. Infortunadamente, el ex Mónaco también tuvo problemas físicos y no existe quien llene ese espacio, tendrá que recurrir a un canterano.

A su vez, Joe Gómez sufrió una lesión delicada en un entrenamiento con la Selección de Inglaterra y se perderá todo lo que queda de campaña. Con su baja, el Liverpool se queda sin defensores centrales. Entretanto, Alexander Arnold también tiene inconvenientes y estará por lo menos un mes fuera de las canchas; a su pérdida se suma la de Robertson, en otro lateral de Klopp.

El lateral izquierdo tiene problemas en el tendón de su rodilla izquieda, según lo comunicó la Federación Escocesa de Fútbol. “Robertson sufre un problema en un tendón de una rodilla y “será evaluado” en los próximos días”, añade el comunicado.

Asimismo, Chamberlain tiene problemas musculares mientras que Mohamed Salaha, la gran estrella del club, dio positivo por Coronavirus y estará fuera de las canchas por un tiempo. El Liverpool aún puede recurrir al mercado y se dice que un defensor central llegará a Anfield en los próximos días.