El fútbol sudamericano se vio sorprendido luego de que el argentino, Eduardo Coudet, dejara las filas del Inter de Porto Alegre para obtener el sueño de comandar a un club del viejo continente. El entrenador tenía al Inter como líder del Brasileirao y además iba a enfrentar a Boca Juniors en los octavos de final de la Copa Libertadores.

Ante la oportunidad de tomar las riendas de un club de Europa, Coudet no dudó para aceptar la oferta del Celta de Vigo, equipo en el que milita el colombiano Jeison Murillo. Con el conjunto gallego el argentino tiene el objetivo de no descender y dar la batalla por mantener la categoría en primera división.

Coudet es considerado como uno de los mejores entrenadores de Argentina. El ex jugador del Celta ha comandado proyectos de lujo como lo son el dirigir a Rosario Central, club con el que llegó a cuartos de final de la Copa Libertadores y a Racing de Avellaneda.

El Inter de Portoalegre era el cuarto equipo en los banquillos para Coudet, que ahora tendrá una prueba de fuego cuando el Celta mida fuerzas con el Sevilla Andalúz en el Ramón Sánchez Pizjuán.