Gracias a la obtención del título de la Superliga del año pasado junto con otras razones, la directiva de Boca Juniors encabezada por Juan Román Riquelme llegó a un acuerdo con Miguel Ángel Russo para que siga en el banquillo xeneize hasta el final de la próxima temporada.

Russo, campeón con Boca de la Copa Libertadores 2007, la última que ha ganado el club, tiene como objetivo regresar al conjunto bostero a lo más alto de América y así recuperar la memoria que le dieron jugadores como Riquelme, Palermo, Abondanzieri, Carlos Tévez y compañía.

Ahora, 13 años más tarde, Russo tiene a Carlos Tévez en el equipo como referente ofensivo y capitán. El delantero argentino es importante para Boca y además es considerado como un ídolo por la afición que llena en cada encuentro La Bombonera.

Entretanto, los que más festejaron la noticia de la continuidad de Russo al mando del cuerpo técnico de Boca fueron los colombianos. Frank Fabra, Jorman Campuzano y Edwin Cardona son titulares indiscutidos en el once del entrenador argentino. A su vez, la situación judicial de Sebastián Villa parece aclararse y el ex Tolima está en los planes del ex DT de Millonarios.