Luego de anotar el único tanto de River Plate en la derrota de los millonarios por 1-3 ante Banfield, Rafael Santos Borré se transformó en el máximo anotador de la era de Marcelo Gallardo en el banquillo millonario con 42 goles, uno por encima de Lucas Alario, actual delantero del Bayer Leverkusen.

El barranquillero es una pieza clave para el esquema de Gallardo gracias a su velocidad, potencia y capacidad para marcar diagonales en el área rival. Sus características le han hecho apetecible en el mercado de transferencias e incluso ha sonado en más de una oportunidad para llegar a la Serie A o a la Premier League.

En el pasado mercado de transferencias se frenó un posible fichaje del colombiano por el Everton, ya que, su esposa esperaba un bebé que nació la semana anterior en Buenos Aires, Argentina. Ahora, el delantero dice que quiere mantenerse en River Plate a raíz de la confianza que le ha entregado Gallardo, quien apostó por él en su peor momento.

Rafael Santos Borré también suena para regresar al Atlético De Madrid, sin embargo, en el cuadro colchonero tendría pocas oportunidades de ser titular y declinaría la oferta del conjunto comandado por Diego “El Cholo” Simeone. Según Transfermarket, Borré tiene un valor de 12,5 millones de euros, lo que lo transforma en uno de los jugadores más caros de River Plate.