Con el mercado de transferencias de invierno cerca se reviven algunos rumores que circularon en junio en torno a los movimientos de jugadores. Sin lugar a dudas, el caso más sonado del pasado mercado fue el de Lionel Messi, quien tras sufrir la aparatosa derrota por 2-8 ante el F.C Bayern Munich le envió un Burofax a la directiva argumentando que saldría del club.

Finalmente, luego de muchos rumores, el delantero argentino decidió quedarse en las filas culés mientras termina su contrato. El anuncio de mantenerse en la plantilla del Barcelona le brindó una inmensa alegría a la afición, sin embargo, hoy la realidad cambia y regresan los vínculos del 10 de la albiceleste con otros clubes.

Indudablemente, son pocos los equipos que pueden darse el lujo de tener a Messi en sus plantillas. Su alto salario, superior a los 30 millones de euros netos al año hace muy complejo que algún club intente fichar al argentino que no vive un buen presente en Barcelona.

De momento, Messi suma tan solo 2 goles esta temporada y tanto la prensa como la afición comienzan a cuestionarse sobre el nivel del delantero argentino, que fue borrado por completo en el clásico español ante el Real Madrid por Sergio Ramos y Raphael Varane.

En consecuencia, el Manchester City quiere darle a Messi la oportunidad de jugar en la Premier League. Los citizens han tenido una irregular campaña, no obstante, se sabe de antemano que existe un interés mutuo entre la directiva y Pep Guardiola de mantener el vínculo con el entrenador español, que sueña con incorporar a Messi en la plantilla.

La estrategia del City sería ofrecerle un pre contrato en enero para que llegue libre cuando finalice su contrato en junio. Hasta ahora no se tienen noticias sobre una renovación contractual de Messi con el Barca y ello activa una serie de rumores en el entorno del jugador argentino.