Luego de celebrar en medio de la pandemia del Coronavirus su cumpleaños número 60, Diego Armando Maradona fue internado en una clínica en La Plata al tener problemas de salud no relacionados por el Covid-19. En el transcurso del fin de semana el cuerpo técnico de Gimnasia de La Plata fue sometido a pruebas PCR y todos dieron negativo.

Por otro lado, Maradona había tenido problemas con el alcohol en los últimos meses y estaba tomando medicamentos, razón por la cual es víctima de serios inconvenientes físicos. De hecho, el “Pelusa” tuvo dolores al caminar en la jornada de hoy y no podía levantar bien el brazo izquierdo.

En medio de un tenso entorno por el regreso del Fútbol Argentino luego de un largo parón obligado por la pandemia del Coronavirus, Maradona se quedará toda la noche en la clínica a la que llegó aunque la familia argumentó que el 10 de la albiceleste está bien y que lo que le ocurre no fue nada grave.

Entretanto, el viernes Maradona recibió un homenaje por parte de Gimnasia y Esgrima de La Plata en donde también estuvo presente el presidente de la Federación Argentina de Fútbol. Las entidades vieron al ex jugador de Boca Juniors decaído y se preocupan por su estado de salud.