Un nuevo ventilador de declaraciones se dio en la mañana de hoy en el entorno del F.C Barcelona, que no vive su mejor momento. Tras el empate de los blaugranas ante el Alavés mucho se habla del rendimiento de Ronald Koeman y esto hace inevitable revivir etapas pasadas para iniciar las comparaciones.

Precisamente, en el transcurso del fin de semana, Pep Guardiola, cerró las opciones que circulaban sobre su posible retorno al Camp Nou. El que es considerado como uno de los DTS más influyentes en el pasado reciente del Barca mencionó que está feliz en el Manchester City y que su etapa como entrenador culé había terminado.

En otro orden de ideas, el que prendió hoy el ventilador fue Quique Setién quien en diálogo con medios españoles argumentó que Lionel Messi “es difícil” de manejar y que su relación con el delantero argentino el año pasado no fue la mejor.

“Leo es difícil de gestionar. ¡Quién soy yo para cambiarle! Si le han aceptado durante años como es y no le han cambiado… Hay otra faceta que no es la de jugador y es más complicada de gestionar. Mucho más. Algo inherente a muchos deportistas. Ves cosas que no te esperas (…). Es muy reservado pero te hace ver las cosas que él quiere. No habla mucho. Sí, mirar, mira  Después de marcharme lo que sí tengo claro es que en determinados momentos tenía que haber tomado otras decisiones, pero hay algo que está por encima de ti: el club. Y está por encima del presidente, del jugador, del entrenador. Es el club y los aficionados”. Explicó el ex entrenador del Barca.

A su vez, Setién también contó que tuvo un roce con Messi y que la discusión terminó escalándose a tal punto que el DT dijo “Sino te gusta lo que digo, la puerta está abierta”, ante lo cual obtuvo una mirada burlona y compasiva del sudamericano.