Un suceso incómodo vivió en la jornada de hoy Sam Bennett, quien festejó en vano el triunfo que obtuvo en la novena etapa de la Vuelta a España, que tuvo un recorrido de 157,7 kilómetros entre Castrillo del Val y Aguilar de Campoo .

Por un empujón a su rival las autoridades deportivas tomaron la decisión de descalificar a Bennett, quien siendo así perdió su triunfo y se lo entregó en bandeja de plata a Pascal Ackermann, integrante del equipo alemán Bora.

La etapa de hoy presentó varios choques y fricción a pesar de ser una jornada de terreno llano. Luego de dos carreras muy fuertes que tuvieron a la alta montaña como gran protagonista, la Vuelta a España contó con un día que era perfecto para los sprinters.

En otro orden de ideas, la clasificación general no tuvo movimientos, ya que, Richard Carpáz se mantiene en el primer lugar de la clasificación general mientras que el esloveno, Primoz Rolgic, sigue pisándole los talones al ciclista ecuatoriano de Ineos.

A su vez, la etapa 10 de la Vuelta a España tendrá lugar mañana y también será perfecta par los sprinters. El terreno llano mantendrá su protagonismo, ya que, se correrán 125 kilómetros entre Castro Urdiales y Suances.