Una noticia esperada se dio en la jornada de hoy en la Ciudad Deportiva de Barcelona. Tras varios meses en conflicto con los jugadores y con la afición, Josep María Bartoméu y su junta directiva dejaron sus cargos del club catalán tras la moción de censura presentada por los socios culés.

Este evento era un secreto a voces, no obstante, Bartomeu hizo todo tipo de maniobras para evitar entregar su cargo administrativo en Barcelona. La política de fichajes de la junta, las derrotas de Roma, Anfield y Lisboa y la reciente derrota del Barca en el clásico ante el Real Madrid en el Camp Nou fueron algunas de las razones por las cuales se acabó el ciclo de Bartomeu en el Barca.

La primera acción que dejó con un pie a fuera a Bartomeu fue la decisión de la junta directiva de rescindir del contrato de Eric Abidal como director deportivo. El ex jugador francés realizó una política de redes sociales que causó fricción entre los integrantes de la plantilla y no era aceptado en el vestuario.

Por otro lado, la semana pasada la directiva del Barca intentó ejercer una nueva rebaja de salario que no gustó a los jugadores. Los integrantes de la plantilla culé ya habían tenido una reducción del 20 % de su sueldo la cual no gustó.

En el próximo mes de noviembre se realizarán las nuevas elecciones para decidir quien será el nuevo presidente del Barcelona. El objetivo, sin lugar a dudas, es regresar a lo más alto de Europa.