Luego de un recorrido de  184,4 kilómetros entre Huesca y Sabiñánigo Tim Wellens se quedó con la quinta etapa de la Vuelta a España, que sigue teniendo como protagonista a Primoz Roglic. El esloveno, vigente campeón del certamen, mantuvo el primer lugar de la general.

La jornada de hoy no tuvo contratiempos, ya que, más de la primera mitad de la carrera fue plana. El ascenso se dio a partir del kilómetro 104 y empezó a causar estragos en las piernas de los competidores que participaron en la etapa.

En otro orden de ideas, luego de las montañas la llegada a la meta de Sabiñanigo fue en descenso leve, razón por la cual los competidores tomaron la decisión de guardar fuerzas para las etapas más fuertes. El pelotón no se despegó tanto de Wellens.

De su lado, la sexta etapa de la Vuelta a España tendrá de nuevo como protagonista a la alta montaña. Regresan a la competencia las jornadas “rompe piernas” en las que por lo general se suele definir a los que tienen condiciones para hacerse con la Maliot roja. La jornada se llevará a cabo entre Biescas y Aramón Formigal con 146,4 kilómetros de recorrido.