Un respiro le brindó Marc Soler a Movistar en la segunda etapa de la Vuelta a España. El equipo ibérico, que no ha realizado un buen papel ni en el Tour de Francia ni en el Giro de Italia, dio con un triunfo en la jornada de hoy que era “rompe piernas”.

El ciclista español impuso condiciones en un recorrido de 151,6 kilómetros que tenía como protagonista a la alta montaña. El pelotón de los favoritos, que era liderado por Primoz Roglic, peleó por el primer lugar de la etapa en el último tramo de la competencia, sin embargo, fue Soler quien obtuvo la etapa con una bonificación importante. El esloveno fue segundo y mantiene el primer puesto.

En otro orden de ideas, el mejor latinoamericano sigue siendo Richard Carapáz, quien es uno de los claros candidatos a obtener el primer lugar de la competencia. El ecuatoriano es tercero y en cuarta posición se ubica el colombiano Esteban Chaves.

De momento, el inicio de la Vuelta a España ha dejado pocos beneficios para los que eran considerados como favoritos.  Thibaut Pinot y Chris Froome perdieron tiempo en los dos primeros días; el británico ha quedado a 11 minutos del líder y sentenció que será gregario de Richard Carapáz.

La etapa de mañana tendrá lugar entre Lodosa y la Laguna Negra de Vinuesa con 166 kilómetros de recorrido. La jornada tercera solo tendrá dos puertos de tercera categoría pero esto no implica que no sea exigente ni agotadora.