El partido entre el Inter y el A.C Milán era uno de los platos fuertes del deporte del fin de semana y el nivel de ambos equipos cumplió todas las expectativas. Con una inmensa versión de Zlatan Ibrahimóvic, los rossoneros vencieron a su máximo rival por un 2-1.

El Milán de Andrea Pioli quiere seguir demostrando que cuenta con las condiciones necesarias para dar la pelea por el título de la Serie A. Los rossoneros superaron con un doblete de Zlatan Ibrahimóvic al Inter en condición de visitante, por el lado del neroazurro marcó Romelu Lukaku en el primer tiempo.

Durante la primera mitad los rossoneros fueron mejores y con una potencia física envidable complicaron a través de contragolpes al Inter de Antonio Conte que vio como Zlatan Ibrahimóvic anotaba un doblete en menos de cinco minutos cuando goza de una plena forma física a los 38 años de edad.

Con el gol de Lukaku, que también fue en la primera mitad, el Inter reaccionó, sin embargo, no logró vencer de nuevo la portería de Donnaruma que crece cada día más en la protección del arco de los rossoneros.

En la segunda mitad, el VAR anuló un penal pitado por el juez central luego de conocer que Romelu Lukaku estaba en fuera de lugar. Con este triunfo, el Milán llega a 4 victorias en 4 partidos de Serie A disputados y se perfilan como uno de los opcionados a ganar el título.