A menos de un año de que termine el contrato de Sergio Ramos con el Real Madrid se desconoce si la directiva merengue podrá hacer efectiva la renovación del andaluz. Por un lado, es cierto que tanto los altos mandos del club como los representantes del jugador quieren que el zaguero termine su carrera en el Santiago Bernabéu, sin embargo, su edad junto con el elevado salario que cobra hacen difíciles las cosas.

La pandemiad el Coronavirus modificó todos los elementos del mercado del deporte. El Real Madrid, acostumbrado a contratar grandes estrellas en cada espacio de fichajes, se vio obligado a no traer a nadie y por el contrario aprovechó el Covid-19 para dejar ir a varias estrellas con sueldos altos como lo eran Gareth Bale y James Rodríguez.

En otro orden de ideas, en junio de 2021 dos estrellas del Real Madrid finalizan su contrato y se desconoce si la casa blanca les renovará. Luka Modric y Sergio Ramos terminan su vínculo merengue al concretarse la presente campaña. El croata, es quien menos oportunidades tiene para renovar mientras que el capitán podría quedarse por más tiempo.

El aporte goleador de Ramos más su papel como líder del vestuario ocasionan que la directiva medite en la renovación del camero, no obstante, el central español le pide al equipo madrileño un contrato hasta 2023 cuando planea colgar las botas pero los altos mandos del Madrid piensan renovarle hasta 2022.

Cuando un jugador sobrepasa los 32 años en el Real Madrid es muy extraño que la directiva le ofrezca más de una temporada de contrato. Este es el caso de Ramos que pese a estar en un gran nivel no tiene asegurada su continuidad en el conjunto ibérico.

Modric, por su parte, tiene las miras puestas en el Tottenham, club que lo llevó al estrellato en sus primeros años como jugador y que además le hizo fichar por el Real Madrid en 2013 cuando José Mourinho era el entrenador del cuadro merengue.

Entretanto, en caso de que Sergio Ramos decida no renovar con el Real Madrid ya tiene dos ofertas importantes sobre la mesa. El Paris Saint Germain y la Juventus dicen estar dispuestos a pagar los 10.8 millones de euros netos que pide el camero.

Por el momento la directiva blanca piensa hacer un esfuerzo para renovar al capitán. Sus goles en finales junto con la capacidad que tiene para ganar en el juego aéreo le hacen una pieza apetecible del mercado de transferencias pese a sus 35 años.