Una jornada sin contratiempos se desarrolló hoy en el Giro de Italia que dejó como vencedor a Arnoud Démare, quien sigue siendo el deportista más rápido de la carrera y que además lleva en su espalda la camiseta blanca con puntos rojos.

La jornada de hoy fue marcada por un terreno perfecto para los velocistas, ya que, en el trayecto se presentaron dos sprints que le permitieron a Démare hacerse con su tercera victoria de etapa en lo que va del Giro de Italia.

Entre las localidades de entre Matera y Brindisi con 143 kilómetros de recorrido, el ciclista galo volvió a imponer condiciones y no dejó que Peter Sagan se recuperara. Con el esloveno lejos del primer lugar, Démare tiene más posibilidades de consingar un triunfo importante en la clasificación general.

Al ser la etapa de hoy una jornada llena de srprints las caídas fueron el plato fuerte del día, ya que, los diferentes corredores iban a una velocidad promedio de 58 kilómetros por hora. Filippo Gannaa, líder de la alta montaña y Harm Vanhoucke, mejor de los jóvenes, se vieron afectados por el suceso.

Por el momento seguirán en el Giro las etapas llanas. Mañana se desarrollará la jornada número 8 con 200 kilómetros de recorrido y un terreno perfecto para los sprinters.