El equipo de Ineos comienza a ver la luz al final del túnel. Luego de que Gerain Thomas, actual líder del conjunto británico sufriera una caída en el transcurso de la semana que prácticamente lo dejó sin posibilidades de ganar el Giro, su compañero, Filippo Ganna, obtuvo el primer lugar en una etapa importante.

La jornada de hoy fue una de las más exigentes del Giro de Italia. En un recorrido de 225 kilómetros los diferentes corredores se vieron obligados a dejarlo todo en las carreteras italianas a raíz del retorno de la alta montaña, que como siempre terminó siendo un factor clave.

 Entre Mileto y Camigliatello Silano los pedalistas vivieron hoy una de las jornadas que dejan “sin piernas” a ciclistas experimentados. La exigencia de la alta montaña se vio reflejada y muchos competidores no tuvieron la fortaleza necesaria para pasar la prueba.

El complejo nivel de la alta montaña no fue un impedimento para que Filippo Ganna (Ineos), Thomas de Gendt (Lotto Soudal) y el colombiano Einer Rubio (Movistar) lograran realizar una escapada que les permitió sacarle tiempo al líder de la clasificación general, Joao Almeida.

Pese al esfuerzo de los competidores, fue Filippo Ganna quien impuso condiciones en los kilómetros finales que contaban además con una inclinación importante y exigente. De su lado, Vincenzo Nibali también estuvo cerca de Ganna pero quedó con una diferencia de 30-40 segundos.

Por otro lado,  mañana se desarrollará en un trayecto de 189 kilómetros entre Castrovillari y Matera por la sexta jornada del Giro de Italia en una fracción que no tendrá altos contratiempos.