Una decisión contundente tomó Florentino Pérez en torno al mercado de fichajes pasado. A raíz de la pandemia del Coronavirus, los blancos decidieron no contratar a nadie y dejar que Zinedine Zidane peleara con lo que tiene en la presente campaña que hasta ahora va bien.

El Real Madrid es primer de La Liga con 10 puntos de 12 y un partido menos. La gran fortaleza de los merengues sigue siendo la última línea liderada por Sergio Ramos y la portería bien resguardada por Thibaut Courtois.

Según los medios españoles, tanto el cuerpo técnico como los jugadores merengues accedieron a la orden de Florentino Pérez de no fichar y decidieron apostarle a un proceso con una nómina mixta integrada por jóvenes y por algunos veteranos como son los casos de Modric, Ramos y Benzema, titulares indiscutidos.

Pese a la adversa situación, con las salidas de James y de Bale los blancos se ahorran un dineral en salarios. El colombiano cobraba 8 millones de euros netos al año mientras que el galés 17. Con la temporada en curso, es posible que los merengues no fichen durante este año, no obstante, podrían darse el lujo de buscar algún “galáctico” la próxima campaña.

El primer nombre que se maneja en la baraja madridista es Kyliann Mbappé. El delantero ya le comunicó al Paris Saint Germain que no continuará en el club más allá de este año y suena con fuerza para vestir la camiseta blanca. Su coste sería superior a los 120 millones de euros.

Entretanto, el otro nombre que tiene el Madrid es el delantero Eric Haaland. El actual goleador del Borussia Dortmund ha sorprendido por su potencia, eficacia, fortaleza y velocidad, elementos que lo transforman en un delantero letal. Haaland quiere ir al Santiago Bernabéu, no obstante, ha decidido aplazar su llegada porque sabe que no tendría continuidad mientras esté en la zona ofensiva Karim Benzema.