Lo que en un principio parecía un hecho terminó siendo una pesadilla para el Barcelona. Los blaugranas, que soñaban con dos refuerzos en el último tramo del mercado de transferencias, terminaron con las manos vacías pues no se concretaron las llegadas de Memphis Depay y de Eric García.

Mientras que Depay, delantero del Lyon, iba a tener un espacio como titular en el once de Koeman, García iba a ser tenido en cuenta como alternativa y posiblemente la idea del entrenador holandés le  hubiese sido dejar al defensor español como el tercer central del cuadro culé.

Hoy, según Mundo Deportivo, el Barcelona subió la oferta por Eric García pero el Manchester City decidió terminar las negociaciones por el jugador español. El central de 20 años era uno de los fichajes más apetecidos del mercado de transferencias y al ser canterano de La Macía tenía una alta probabilidad de regresar al Camp Nou.

Por otro lado, de momento no se conoce la razón por la cual no han llegado a un acuerdo el Lyon y el Barca por Depay pues tanto el club como el holandés querían hacer real el vínculo. En un principio circula el rumor de que el mediapunta no quiso firmar con el Barcelona porque Dembelé no salió cedido al Manchester United.

En contraste, en materia de salidas el Barca sentirá la baja de Rafinha, quien se transformará en las próximas horas con el Paris Saint Germain. Sin modificaciones en la nómina, Ronald Koeman deberá trabajar con lo que tiene si desea hacer algo positivo esta temporada con los blaugranas.