En una jornada llena de goles como suele ser habitual en la Premier League el Aston Villa hizo historia y le metió siete goles al Liverpool de Jurgen Klopp en un partido que podría terminar valiendo mucho más que un resultado.

Jack Grealish, capitán de los villanos e integrante de la Selección de Inglaterra, fue la gran figura del partido cuando anotó doblete ante Adrián, portero español que estuvo en el lugar de Alisson quien suele ser titular en el arco red.

De su lado, Watkins marcó hat-trick y liquidó a los reds que sucumbieron ante un equipo que la temporada pasada estuvo peleando por no descender a la Premiership. Los villanos de momento están completando una excelente temporada y sueñan con llegar a competencias europeas.

Para terminar la paliza, Macgin y Barkley cerraron los siete goles del Aston Villa mientras que Mohamed Salah anoto los dos únicos goles del Liverpool de Klopp.

Venganza de Mourinho

En otro orden de ideas, el Tottenham Hotspur también vivió una jornada de ensueño luego de golear 6-1 al Manchester United de Ole Gunnar Solskjær. Los diablos rojos, que querían vivir una fecha positiva luego de dar a conocer las contrataciones de Edinson Cavani y Alex Trelles, sin embargo, José Mourinho les aguó la fiesta.

Con goles de Ndombelé, Son (x2), Kane (x2) y Aurier, los Spurs impusieron condiciones en Old Trafford con Dávinson Sánchez en el once inicial de la escuadra londinense. El único gol de los red devils lo hizo Bruno Fernandes de penal.