El 3 de octubre comenzará la disputa por el Giro de Italia en medio de una turbulenta temporada. La carrera que, en teoría debió empezar en mayo, debió modificar su calendario a raíz de la pandemia del Coronavirus y se llevará a cabo cinco meses después de la fecha prevista inicialmente.

Como en toda gran vuelta, los ciclistas colombianos vuelven a ser protagonistas gracias a su potencia, velocidad, entrega y en particular gracias a su posicionamiento para escalar altas montañas. Tras un Tour de Francia que dejó un sabor agridulce en los aficionados cafeteros, nuestros “escarabajos” tendrán la oportunidad de dejar en alto la bandera nacional como siempre lo han hecho.

Hoy, el UAE Emirates Team confirmó que le dará a Fernando Gaviria la oportunidad de liderar el equipo árabe. El antioqueño, reconocido por su especialidad para ganar en los sprints, ganó la camiseta de los puntos en 2017 al ser el más rápido de la competición. También en el equipo árabe participará Juan Sebastián Molano quien será el gregario de Fernando Gaviria.

De su lado, en el transcurso del mes Astana anunció que Miguel Ángel López correrá su última carrera de la mano del equipo de Kazajistán en el Giro de Italia. El equipo tiene problemas económicos y el boyacénse no continuará en sus filas. López será el gregario de Jacob Fulsang. Astana confirmó la presencia de Rodrigo Contreras.

Entretanto, Movistar no ha tenido mayor suerte en el último año. El equipo español le dará la oportunidad a Éiner Rubio, quien debutará en el Giro de Italia y quiere hacer un buen papel.

De su lado, Álvaro Hodeg será la carta para las etapas de velocidad para el Denis Quick-Step. El equipo quiso realizar una renovación en la nómina y presentó una plantilla joven para el Giro.

En otro orden de ideas, el último colombiano que correrá el Giro será Jonathan Restrepo que llevará las riendas del equipo italiano  Androni Giocattoli-Sidermec.