Un secreto a voces que venía circulando desde hace varios días terminó haciéndose realidad. Luego de dejar las filas de River Plate para incorporarse en las filas del Shezen chino, Juan Fernando Quintero no alcanzó a completar todos los papeles requeridos por las autoridades del gigante asiático y no podrá jugar en lo que queda del año, al menos en ese país.

Quintero le comunicó a Marcelo Gallardo, entrenador de River Plate, que quería salir del club en los últimos días del club. El DT e ídolo del cuadro millonario optó por darle al colombiano el aval de salida porque ese dinero le iba a sentar bien al equipo.

Con algo de nostalgia, Juanfer dejó Buenos Aires y salió rumbo a Miami en donde iba a pasar unas vacaciones previo al intenso viaje al continente asiático.

Quintero no había podido viajar a Asia porque estaba esperando su visa de trabajo, que fue emitida ayer. Pese al evento, el ex DIM no podrá jugar en lo que resta del año porque el mercado de transferencias cerró el 30 de septiembre en China y no alcanzó a ser inscrito en la Superliga.

River Plate mantiene el interés por recibir el dinero y pretende que Quintero viaje a China ya con la visa aprobada para cerrar el fichaje por completo y recibir el traspaso. Los millonarios clasificaron ayer a los octavos de la Copa Libertadores luego de vencer a Sao Pablo.