Inició una era nueva en el banquillo del F.C Barcelona. Buscando dejar atrás la amarga sensación que dejó aquel 8-2 sufrido frente al Bayern Munich, los blaugranas empezaron una página que tiene como referente a Ronald Koeman, DT holandés que desde que llegó entregó un mensaje de autoridad.

El Barcelona empezó de una buena manera la temporada tras vencer 4-0 al Villareal de Unai Emery, que no le generó problemas a los catalanes. Desde temprano, el Barca dominó el partido y un doblete de Ansu Fati abrió la cuenta de goles en menos de 27 minutos.

A su vez, Lionel Messi marcó su primer gol en La Liga de penal. Pau Torres convirtió en propia puerta y cerró el 4-0 definitivo con el cual se terminó el partido.

Pese a que el Villareal no generó mayor cosa en el Camp Nou, es importante empezar ganando la temporada y así lo consiguió Koeman. Con varios cambios posicionales como la titularidad de Coutinho, del mismo Fati y la ubicación de Griezmann como nueve, reemplazando el espacio de Suárez.

En la próxima fecha el Barcelona enfrentará al Celta de Vigo el próximo jueves; el Villareal medirá fuerzas con el Alavés en condición de local.