En un partido que era pronosticado como muy parejo el Leicester impuso condiciones ante un Manchester City que empezó ganando pero no pudo mantener el resultado. Los citizenes tomaron ventaja con anotación de Riyad Mahrez en el minuto 3 tras rematar solo en un tiro de esquina.

Por ese entonces, el duelo era parejo para los de Pep Guardiola que tenían la pelota pero que no eran profundos y no atormentaban la portería protegida por Kasper Schmeichel. De la nada, el Leicester aprovechó la habitual defensa adelantada del City para ocasionar un contragolpe que terminó en un penal convertido por Walker, el cual ejecutó de manera perfecta Vardy para poner el 1-1 con el que se fueron al vestuario.

Después, en el minuto 52 Vardy volvió a sacarle provecho a la defensa adelantada del City y concretó el 2-1 tras una excelente definición que le cambió la trayectoria al balón, Ederson no pudo hacer nada ante el error de la última línea. Tan solo 5 minutos después, Eric García derrumbó a Vardy en el área y el juez central pitó otro penal, que también convirtió el delantero británico, anotando así un hat-trick.

En el minuto 76 sería Maddinson el que pondría el 4-1 en el marcador tras un buen remate desde afuera del área que venció a Ederson. Nathan Aké acercó al City en el minuto 83 luego de un gol de cabeza pero fue Tielemans, también de penal, el que anotó el gol final que concretó el 5-2 para el Leicester.

En la próxima jornada el Manchester City jugará con el Leeds de Marcelo Bielsa en condición de visitante mientras que el Leicester recibe al West Ham.