El inicio de la temporada del Everton en la Premier League hasta ahora es excelente. Los toffees han completado una estadística a la cual no llegaban desde 1993 cuando alcanzaron tres triunfos en línea en la máxima competencia inglesa.

Hoy, en un juego complicado, el Everton superó 2-1 al Cristal Palace en condición de visitante. Los toffees se fueron en ventaja desde temprano con anotación de Dominic Calvert-Lewin que sigue demostrando que tiene las condiciones necesarias para ser considerado como un prospecto de la Premier.

Pese al gol del Everton, el Palace no se dejó hundir y por el contrario salió con su habitual presión alta para complicar más de la cuenta la zona defensiva liderada por Coleman y Yerry Mina. Precisamente, en medio de sufrimiento los centrales de los toffees no lograron marcar bien en un córner y Kouyaté puso la igualdad en el minuto 26.

Antes de irse al descanso el Everton quería terminar el primer tiempo con ventaja en el marcador y así lo consiguió cuando Richarlison anotó el 2-1 tras una mano cometida en el área por Ward, defensor del Cristal Palace que frenó un pase de Digne.

La segunda mitad fue algo cortada en el juego. La pelota no pasaba de la mitad de la cancha y el Everton se vio obligado a resguardarse en su propia área ante la fuerte presión del Palace. James Rodríguez realizó un buen partido y salió sustituido cerca del minuto 80. El colombiano encajó perfectamente en el esquema de Carlo Ancelotti y sorprende con un gran rendimiento en la Premier League.

En la próxima jornada el Cristal Palace visitará al Chelsea en Stamford Bridge mientras que el Everton recibirá al Brighton en Goddinson Park.