Volvió la máquina goleadora del viejo continente. La Atalanta, que había sido uno de los mejores equipos de la campaña pasada, contó con un desempeño formidable en la primera jornada de Serie A para los de Bérgamo.

El partido de la Atalanta frente al Torino no fue fácil. Los de Bérgamo jugaban en condición de visitante ante un equipo que necesita regresar a competencias internacionales y darle alegrías a la afición. Precisamente, fueron los de Turín los que empezaron ganando el encuentro con anotación de Andrea Belotti en el minuto 11.

Por su parte, el conjunto de Marcelo Lippi salió desde temprano a buscar el gol y lo terminó consiguiendo en el minuto 13 gracias a una buena anotación del “Papu” Gómez. Con la intención de irse en ventaja en el global Luis Fernando Muriel disparó a puerta rival y convirtió el 2-1 en el minuto 21. El barranquillero completó la saga delantera con Duván Zapata, Johan Mojíca fue suplente.

Antes de finalizar el primer tiempo Hateboer marcó el 3-1 para la Atalanta en el minuto 42, no obstante, Belotti volvió a convertir para el Torino y dejó el marcador 3-2 para la salida al descanso razón por la cual los locales se iban con ímpetu y motivación para enfrentar la segunda mitad.

Ya en el segundo tiempo la historia no fue como el Torino la había planeado y en lugar de acercarse al empate la Atalanta liquidó el partido con un fulminante 4-2 anotado por el holandés De Roon en el minuto 54, elemento que bajó el ánimo de los locales y le brindó a los de Lippi tranquilidad para enfrentar lo que restaba de partido.

Johan Mojica tuvo cinco minutos para debutar con la Atalanta a la espera de luchar por un espacio en el once inicial de la escuadra del norte de Italia. En la próxima fecha, el equipo de Bérgamo enfrentará a la Lazio en condición de visitante.