Cada vez más tensa, así es la relación entre la plantilla del Barcelona y la directiva del club la cual, en medio de polémica, dejó ir a Luis Suárez al Atlético de Madrid siendo el cuadro colchonero un rival directo por la obtención de La Liga.

El primer jugador que lanzó su dardo a la directiva fue Lionel Messi, quien explicó que Suárez era uno de los mejores del Barca y que no merecía el trato recibido por la directiva. “Te merecías que te despida como lo que sos: uno de los jugadores más importantes de la historia del club, conseguiste cosas importantes tanto en lo grupal como individualmente. Y no que te echen como lo hicieron. Pero la verdad es que a estas alturas ya no me sorprende nada”, dijo el argentino.

“Hoy entré al vestuario y me cayó la ficha de verdad. Qué difícil va a ser no seguir compartiendo el día a día con vos, tanto en las canchas como fuera. Los vamos a extrañar muchísimo. Hay muchas cosas que nunca se van a olvidar, todos los días juntos”, explicó Messi.