Hasta ahora la Copa Libertadores ha demostrado un gran nivel entre sus protagonistas y el partido entre Sao Paulo y River Plate no fue la excepción. Con un formidable desempeño de ambos planteles el Morumbí vibró sin público ante un excelente partido.

Sao Paulo se fue en ventaja con gol en contra de Enzo Pérez quien se ganó un tremendo regaño de Marcelo Gallardo. Pese al tanto, River reaccionó rápido y Rafael Santos Borré puso el 1-1 tras una buena triangulación entre Matías Suárez y Nacho Fernández.

El primer tiempo terminó en medio de tensión tras ocasionarse una mini tangana provocada por Borré quien no respetó un balón al aire. Con el 1-1 los dos equipos se fueron al descanso aunque el partido era muy parejo.

La segunda mitad fue una historia aparte pues River salió a dominar el partido. Los millonarios se vieron más cómodos pues se replegaron y con presión alta complicaron la salida de los paulistas, que perdían muchos balones en su propio campo.

Julián Álvarez puso el 2-1 en el minuto 80 que ilusionaba a los aficionados millonarios con un posible triunfo en condición de visitante ante un rival durísimo como lo es Sao Paulo, no obstante, tan solo 3 minutos más tarde Angileri marcó en contra y le entregó a los brasileños el 2-2 con el que terminó el encuentro.

La próxima fecha para River será en condición de visitante ante el Binacional de Perú mientras que Sao Paulo tiene un partido muy complicado contra Liga de Quito en Ecuador.