En la mañana de hoy Valdebebas contó con mucho movimiento cuando Gareth Bale se despidió de sus compañeros porque mañana viajará a Londres para cerrar su regreso al Tottenham de José Mourinho.

El jugador de 31 años no iba a ser tenido en cuenta por Zinedine Zidane y esto provocó que Bale decidiera dejar las filas del cuadro merengue aunque aún le faltaban dos años de contrato por cumplir.

El Tottenham, club en el que pasó sus mejores años como jugador, será el destino de Bale que hoy se despidió de sus compañeros en Valdebebas. El que fue considerado como una de las piezas claves del Real Madrid tricampeón de la Champions sale por la puerta de atrás del club, dejando un sin sabor en los aficionados.

Por otro lado, Sergio Reguilón también viajará mañana a Londres para cerrar su llegada al Tottenham. El cuadro londinense le pagó al Real Madrid 30 millones de euros por el joven lateral español que cumplió de buena manera su trabajo en el Sevilla, club con el que ganó la Europa League.

Con estas contrataciones el Tottenham cerraría su mercado de transferencias mientras que se desconoce si el Real Madrid venderá o prestará más jugadores. De momento, se sabe que Mariano pidió salir del club pero con las bajas de James, Bale, Reguilón y Brahim Díaz puede que se quede a petición de Zidane.