Mantener el pulso en su decisión de dejar las filas del Barcelona no es suficiente para acelerar una posible salida del plantel. Lionel Messi no tiene las cosas fáciles para irse del Barca debido a una cláusula de 700 millones impuesta por el club catalán. A la situación se suma la compleja realidad económica ocasionada a raíz de la pandemia del Coronavirus, ningún equipo quiere pagar ese dinero por el argentino.

Ayer, Jorge Messi, representante del jugador, comentó en un comunicado que la cláusula de 700 millones de euros que pide el Barca por su hijo no es válida, sin embargo, en la mañana de hoy La Liga respondió y comentó que el equipo que quiera llevarse al argentino tendrá que pagarle a los catalanes este dinero.

Ante la realidad, Lionel Messi habría decidido quedarse en el F.C Barcelona hasta final de año que es cuando termina su contrato con los culés. Al quedar libre podría llegar más fácil a otro club aunque se conoce que la directiva de los blaugranas no quiere dejarlo salir gratis.

En consecuencia, el Inter de Milán, el Manchester City, equipos de la MLS y Newell’s Old Boys son los equipos que ya preguntaron para contratar a Messi, quien tendría un año más de contrato y luego se iría a alguno de los clubes que ofertaron por sus servicios, el City es el que lleva ventaja en la operación.