Finalizó una de las novelas de mercado que más sonaron en el fútbol del viejo continente. Luego de ser constante fuente de rumores, Édinson Cavani sorprendió a todos dándole un giro inesperado a su carrera pues regresará a América para jugar la Copa Libertadores con el poderoso Gremio.

El conjunto de Portoalegre quiere volver a conquistar la Copa que alzó hace un par de ediciones atrás cuando derrotó al Lanús de Jorge Almirón, sin embargo, la directiva del conjunto carioca sabe que no la tiene para nada sencilla y por ello decidió sumar al artillero charrúa.

La prensa brasileña tituló de un bombazo inesperado la llegada de Cavani a las filas de Gremio pues el uruguayo aún es cotizado en el mercado de transferencias y sonó en reiteradas ocasiones para firmar con clubes como Leeds United, Benfica, entre otros.

Recordemos que Cavani quedó libre al finalizar su contrato con el Paris Saint Germain. El uruguayo decidió no renovar ante la inminente titularidad de Icardi, Dí María, Mbappé, Sanabria, Neymar y Draxler, razón por la cual se vio obligado a buscar un nuevo club.

Cavani también fue una alternativa importante para llegar a Boca Juniors, sin embargo, su elevado salario frenó la operación y terminó firmando con el poderoso conjunto de Portoalegre.