El mediapunta colombiano, Sebastián Villa, no ha tenido el mejor de los años en las filas de Boca Juniors. Pese a evidenciar un gran nivel que incluso le valió para ganarse un espacio en el once inicial tanto de Gustavo Alfaro como de Miguel Ángel Russo, el ex Deportes Tolima fue partícipe de un incidente extradeportivo que afectó notablemente su rumbo.

Con la presión encima luego de ser acusado de violencia doméstica por su ex pareja, el colombiano regresó a los entrenamientos con los xeneizes tras esclarecer su situación, no obstante, a pesar de encontrarse en buena forma y querer minutos no fue convocado por Russo para los próximos duelos de Boca y esto no le gustó.

Durante el transcurso del mercado de transferencias se habló constantemente de una posible salida de Villa al fútbol italiano, sin embargo, la directiva de Boca no dejó que el jugador saliera porque estaba en los planes del entrenador.

Hoy las cosas cambiaron y obligado a quedarse en las filas de Boca el cafetero explotó al no ser convocado después de tanto tiempo sin jugar y le pidió al club la salida automáticamente.

Ante la situación Atlético Mineiro iría de nuevo por la contratación de los servicios de Villa. Los brasileños por poco lo llevan a sus filas en el mercado anterior pero la directiva de Boca también negó la operación. Jorge Sampaoli lo conoce y lo pidió para reforzar a su equipo.