El Tour de Francia sigue evidenciando como es la carrera ciclística más compleja de todas. Su geografía junto con el gran nivel de los competidores hacen de cada jornada una sesión envidiable que termina dejando huella en los corredores, quienes lo dejan todo para intentar vestirse con la Maliot amarilla.

El protagonista de hoy fue Caleb Ewan, quien tras un formidable sprint en los últimos 800 metros de carrera consiguió un triunfo de oro que le valió para ganar la etapa que se disputó en un recorrido de 198 kilómetros entre las afueras de la ciudad de Niza y la localidad de Siteron.

Además de Ewan, Cousin también se robó las miradas de la afición pues luego de los 60 kilómetros iniciales emprendió una fuga tras un gran embalaje que le permitió liderar el pelotón por un tramo importante de la jornada.

Pese a los esfuerzos, fue Ewan quien terminó de mejor manera la etapa y así consignó una victoria que emociona a todo su equipo y le hace pensar que se pueden hacer cosas importantes. Es cierto que falta mucho para que termine el Tour pero los triunfos iniciales podrían marcar tendencia en la definición del podio.

Como una victoria espectacular definió la prensa internacional la prensa de Ewan, que aún sigue esperando mucho de los ciclistas colombianos quienes aún no han ganado una etapa del Tour de Francia pero siguen siendo protagonistas por su desempeño.

La cuarta etapa del Tour de Francia se llevará a cabo mañana con un recorrido de 160 kilómetros entre Sisteron y Orcieres Merlette. En el tramo habrá cinco puertos: uno de cuarta, tres de tercera y el final en alto de primera categoría con un ascenso de 7,1 km a 6,7%.