El segundo título en menos dos meses llegó a las vitrinas del Emirates Stadium de Londres luego de que el Arsenal venciera por penales al Liverpool en la definición de la Community Shield que enfrenta al campeón de la F.A Cup (Arsenal), contra el campeón de la Premier League (Liverpool).

Mikel Arteta sigue siendo protagonista con los gunners y en Wembley volvió a festejar ante un rival que no le dejó las cosas sencillas como lo es el Liverpool que con su juego agresivo y vertiginoso por poco le quita la presea dorada.

Con un marcador de 1-1, el partido se definió en el punto penal y los gunners arrazaron al convertir los cinco penales que ejecutaron. En el costado del Liverpool hubo un fallo que le valió a los londinenses para ganar un nuevo título.

El proyecto de Arteta comienza a dar sus frutos y viene la Premier League que es la verdadera prueba de fuego. El Arsenal, que se refuerzó con Willian, anhela con regresar a lo más alto de Inglaterra y para ello necesita mantener el nivel que ha mostrado hasta ahora.