El presente económico de todos los equipos del mundo a raíz de la pandemia ocasionada por el Coronavirus no es fácil. Ganar el título de la Premier League no fue suficiente para que el Liverpool lograra mantener una estabilidad económica.

Los reds, que esperan volver a ganar la Champions League y mantener la hegemonía en el torneo local, necesitan recursos porque el tema económico es complejo por la Covid-19, razón por la cual le ofrecieron al Barcelona una de sus estrellas en caso de que Lionel Messi decida finalmente irse del conjunto catalán.

Se trata de Sadio Mané, mediapunta de los británicos que es una pieza clave para el ataque del esquema de Jurgen Klopp. El estratega alemán sabe que la velocidad del africano junto con su definición y potencia son características que le hacen un jugador especial y sería duro perderlo.

Pese a la compleja realidad, la única situación que solventa la idea serían los 120 millones que tendría que pagar el Barcelona en caso de querer quedarse con los servicios del jugador de Senegal. Este dinero serviría para hacer caja y mitigar un poco la crisis generada por la pandemia.