Primoz Roglic, uno de los claros candidatos a quedarse con el Maliot amarillo del Tour de Francia, no tiene asegurada su participación en la carrera que iniciará el sábado debido a molestias tras sufrir una caída en el Criterium del Dauphiné semanas atrás.

“Aún no me siento bien. Podría haber sido peor, pero no es ideal lesionarse antes del Tour de Francia. Por el momento no estoy seguro de poder comenzar el Tour el sábado”, añadió el ciclista esloveno que es uno de los rivales directos de Egan Bernal.

“Pensé que absorbería los golpes mejor en unos días, pero aún no me encuentro en mi mejor momento”, comentó el esloveno que dio protagonismo en el Criterium del Dauphiné pero que no logró quedarse con el título tras retirarse de la competencia.

Contra viento y marea Roglic intentará llegar al Tour de Francia, aunque sino llega en pleno de condiciones su equipo el Jumbo-Visma, optaría por no presentarlo en la lista de corredores de la competencia para evitar lesiones severas.