A falta de menos de un mes para que inicie La Liga, el Barcelona comienza a generar movimientos en su plantilla tras el debacle de Lisboa en donde perdió 8-2 con el Bayern Munich. Con Ronald Koeman ya presentado y a cargo del banquillo culé, el estratega holandés se comunicó con dos jugadores para avisarles que no contará con ellos para la temporada.

Se trata de Luis Suárez y de Arturo Vidal, quienes ya conocen que saldrán del Barcelona y sus agentes comienzan a trabajar para buscarles un nuevo club. En el caso del uruguayo se habla de un posible regreso al Ajax de Amsterdam. Vidal la tiene un poco más complicada porque ningún equipo ha ofertado por él, sin embargo, el Inter tuvo interés meses atrás.

En contraste, luego de su gran papel con el Bayern en la Champions Coutinho regresará a las filas catalanas y Koeman ya le dijo que cuenta con sus servicios. A su vez, en medio de sorpresa el holandés decidió llamar a Piqué para decirle que se quede y renovar gradualmente la defensa. De igual forma, el entrenador también le comentó a Umtitti que no lo va a utilizar en la próxima campaña. Se dice que la Roma sería el destino del francés.

Por otro lado, pese a que el entrenador no le ha dicho si continua o no, Iván Rakitic ya le comunicó a la directiva que no va a seguir en las filas del Barcelona.

Los fichajes

La salida de Luis Suárez podría abrirle un espacio a Lautaro Martínez, delantero del Inter que lleva un par de temporadas en el radar de la directiva blaugrana. La venta del uruguayo serviría para hacer caja y además terminar el sueldo del charrúa, que es bastante alto.

En la defensa se habla de la contratación de dos jugadores de bajo precio como Estupiñan y Nouri con la intención de suplir la baja de Umtitti y empezar una transición hacia la renovación de la plantilla. De su lado, en el mediocampo la prensa española comenta que Van De Beek podría llegar al Barcelona y que Koeman le dará más minutos a Ruiqi Pug, canterano y gran promesa del plantel.