La llegada de Ziyech y de Timo Werner no fue suficiente para que la directiva del Chelsea cerrara el mercado de transferencias. Los blues, clasificados para la próxima Champions League, sueñan con regresar a lo más alto de la Premier que no ganan desde la temporada 2016-2017.

Con miras a conquistar el título de la Liga Inglesa, los londinenses ya contrataron a Ziyech y Werner, buscando una renovación de la plantilla. En venta terminó Willian, quien cambió de aires rumbo al Arsenal a raíz de estos dos refuerzos que son netamente ofensivos.

Precisamente, además de Ziyech y Werner el Chelsea tiene cerrado el fichaje de Kai Havertz y de Thiago Silva. Havertz, volante ofensivo del Bayer Leverkusen, es considerado como una de las grandes promesas de la Bundesliga mientras que Silva terminó su labor con el Paris Saint Germain y llegó libre.

En las próximas horas la directiva de los blues hará oficial sus dos últimos refuerzos con el único objetivo de realizar una campaña positiva y volver a ganar títulos de la mano de Frank Lampard.