En un partido muy disputado el Bayern Munich impuso condiciones y se alzó con su sexta Champions League tras derrotar al Paris Saint Germain 1-0 en la defiinición del campeonato. A raíz de la pandemia del Coronavirus, el partido se jugó sin público y con las medidas pertinentes.

Un Bayern Munich muy superior se evidenció a lo largo del partido. Con presión alta y un juego basado en el estilo del fútbol total, los teutones consiguieron un resultado de oro con anotación de Koman, quien aprovechó una desconcentración de la defensa parisina en el segundo tiempo.

Con el gol, el Bayern se mantuvo en línea pero el Paris Saint Germain se desanimó y pegó en varios ocasiones, lo que generó varias amarillas para los jugadores que estaban en el campo. Hay que decir que Neymar no fue la gran estrella que el mundo esperaba. Los teutones implementaron un sistema de marca fuerte sobre el brasileño que no lo dejó moverse cómodo por la cancha.

Ya con el PSG vencido, los bávaros aprovecharon para aguantar el marcador y conquistar de esa manera su sexta Champions League, la primera para Robert Lewandoski y para el entrenador Hans-Dieter Flick, quien dejó a los bávaros con el único equipo invicto de la competencia. Ganaron todos los partidos que disputaron,

Ahora, los alemanes lucharán con el Sevilla en la Supercopa de Europa previo al inicio de la próxima temporada. Los andaluces vencieron al Inter de Milán en la Europa League y ganaron en título, también por sexta vez.