Los andaluces conquistaron un nuevo título, siendo así el equipo que más veces ganó la competencia (6)

Sevilla tiene un color especial, dice el refrán español que hace alusión a la belleza e importancia que tiene la ciudad sobre el país. De sus calles coloniales y llenas de vida surge el actual campeón de la Euro League, que es el club que más veces ganó la competencia (6) y que además completó una memorable temporada.

Con tenacidad, expectativa y agresividad, así salió el Sevilla en Colonia para enfrentar al Inter de Milán en una nueva final de Europa League para los españoles, quienes parecen tener un idilio con la competición.

En una formidable campaña, los andaluces superaron 3-2 al Inter de Milán en un verdadero partidazo, digno de una final. 4 goles se anotaron en 35 minutos y la ansiedad comenzó a tomar forma del corazón de los aficionados de ambos clubes.

El Inter se fue en ventaja con anotación de Lukaku de penal, lo empató De Jong en el minuto 12 y en el minuto 33 el delantero holandés puso el 2-1 para el Sevilla. 1 minuto más tarde, Godín remató un fuerte cabezazo que venció a bono, marcando el 2-2 con el que los dos clubes se fueron al vestuario.

Pese a su gran nivel, Lukaku en la segunda parte fue víctima de la suerte del fútbol y anotó un gol en propia puerta cuando faltaba poco tiempo para el cierre del partido. Con el tanto, el Sevilla tomó ventaja 3-2 y se cerró atrás, haciendo muy difícil el ingreso de los delanteros rivales.

La más clara de los italianos la tuvo Aléxis Sánchez que remató un balón bajo portería el cual sacó un defensa rival. La tensión y la presión fueron dos elementos comunes en el último tramo del encuentro, que estuvo lleno de emociones.