Comenzaron los primeros movimientos del Barcelona tras el debacle de Lisboa. Luego de la paliza propiciada por el Bayern, se dio una noticia que estaba cantada y Quique Setién fue destituido como entrenador del conjunto blagruana.

La acción no sorprende. La única alternativa que mantendría a Setién en el banquillo del Barca sería el hecho de ganar la Champions League, cuestión que no se ha dado. Por otro lado, asumiendo la responsabilidad sobre el nivel deportivo del club, la directiva tomó la medida de convocar a elecciones para marzo de 2021, teniendo en cuenta las normas pautadas por las autoridades sanitarias en torno a la Covid-19.

“La junta directiva asume la plena responsabilidad en relación al cierre del ejercicio económico de la temporada 2020-2021” y permitirá “un traspaso ordenado a la candidatura ganadora, que dispondrá de un margen temporal suficiente para que pueda planificar la nueva temporada 2021-2022”, añade el comunicado.

En otro orden de ideas, el Barca también anunció que anunciará al nuevo entrenador en los próximos días. La prensa catalana comenta que Ronald Koeman, actual DT de la Selección de Holanda, es el candidato que quieren los altos mandos. Precisamente, filtró que el director general del Barcelona, Óscar Grau, se encuentra en Amsterdam cerrando el contrato de Koeman.