A la compleja situación que vive el Barcelona tras el debacle de Lisboa contra el Bayern se suma una nueva incógnita que deja entrecuerdas la continuidad de Leo Messi en las filas del conjunto culé. El argentino, molesto desde hace varios meses con la directiva y el cuerpo técnico de la institución, le habría pedido la salida al club y el Manchester City ya presentó una oferta.

Es evidente que el astro argentino se encuentra inconforme y no solo por lo ocurrido en Lisboa. Messi había manifestado su molestia luego de perder la Liga contra el Real Madrid, argumentando que el equipo necesitaba cambios los cuales nunca llegaron.

Contra viento y marea, la directiva debe intentar retener al argentino que es uno de los pocos que se salvan en cuanto a rendimiento individual del club. A su vez, el Inter de Milán viene tratando el fichaje de Messi desde hace un tiempo pues sueñan con regresar a lo más alto de Europa.

El mes pasado el padre de Messi, que además es su representante, compró un domicilio en Milán lo que argumenta los rumores sobre un posible fichaje del rosarino por el cuadro neroazurro. En otro orden de ideas, el Chiringuito captó en imagenes la llegada de Ronald Koeman al aereopuerto de Barcelona, lo que confirma que sería el próximo entrenador DT. Sería presentado mañana tras la destitución de Quique Setién.