En un partido muy disputado Sevilla consignó un importante triunfo que le permite soñar con levantar la Europa League. Los andaluces superaron 2-1 al Manchester United en Colonia, asegurando así su boleto a la final de la competencia en donde enfrentarán al rival que saldrá de la llave entre el Inter y el Sahktar.

Con presión alta, agresividad para recuperar, transiciones rápidas y efectividad el Sevilla venció al Manchester United que se fue en ventaja en el minuto 9 cuando Bruno Fernándes marcó de penal. Pese al temprano gol, los andaluces fueron mejores y empataron de manera rápida con anotación de Suso en el minuto 26.

El primer tiempo terminó 1-1 con una sensación de buen juego y de un partido que podría ser para cualquiera. La segunda parte fue igual que la anterior, movida, peleada y con varias oportunidades que pusieron a prueba los dos porteros.

El gol que desequilibró el marcador se hizo esperar hasta el minuto 78 cuando Luke De Jong definió un remate muy fuerte que dejó sin oportunidad de reacción a David De Gea, cuestionado portero que no tiene asegurada la titular en el once de los diablos rojos para la próxima temporada.

Pese a que se esperaba una reacción del United, el Sevilla fue el que dominó en los últimos minutos de juego asechando la portería de De Gea. La presión alta no dejó que los diablos rojos salieran tocando con tranquilidad y los ver incómodos en la cancha.